Una casualidad, mi mejor impulso. Mi encuentro con Ana Pastor y Antonio García Ferreras

Queridos Antonio y Ana,

como ya sabéis, el encuentro de ayer supuso para mí un muy grato momento. Lo que no sabéis es el porqué, aunque quizá os imaginéis por dónde van los tiros.

Ha pasado casi un día y aún me dura la emoción. Cuando os reconocí y me acerqué estaba como en shock. Cuando os traté me tranquilicé y cuando os descubrí un poquito más me emocioné. Dos de mis referentes profesionales, figuras del periodismo consagradas a base de trabajo,  experiencia, profesionalidad y sentido crítico, me impresionaban por su cercanía y me escuchaban. ¡Qué alivio!, ¡qué respiro!.

Yo paseaba  por esa transitada calle de… en busca de la tienda más económica para comprarme una camiseta básica que me serviría para hacer un ‘trainning’ en un establecimiento repleto de españoles. Acababa de pasar la segunda entrevista en inglés y lo celebraba aprovechando ese trayecto para ir dejando mi currículum donde podía y me lo permitían, por si se diera el caso de que surgiera una oportunidad mejor o por si  ésta se esfumara.

Hablamos poco, ¿verdad?; pero creo que os hicísteis muy buena idea de cuál es mi situación fuera de España cruzando escasas palabras y viendo lo que llevaba en aquella bolsa.

Hablo de mi situación, pero es la mía y la de muchos. Demasiados. La de una generación que marcha  agarrando la ilusión que un día tuvieron por salir de España a aprender en tiempo de ocio, pero esta vez obligados por una situación que nos echa de manera inminente, con una mano delante y otra detrás,  en la mayoría de los casos. Una generación que CAMINA con prisa y sin pausa con mucho viento en contra y con afectos limitados. Estamos solos, aunque no lo parezca. Faltos de mucho, aprendices de todo.

No tenemos otra opción y lo aceptamos. Porque somos unos valientes e incansables. Cada día lo tengo más claro. Desde el que llega aquí sin NADA hasta el que llega con un respaldo y con la seguridad de que podría volver a España cuando quisiera. Ésta última una minoría, por cierto.

Pero no me cansaré de decir que hay algo que no podemos consentir. Y me refiero a que nos callen, que nos olviden, que nos ninguneen. Que se venda la idea de que nos vamos porque queremos, porque tenemos espíritu aventurero o por cualquier otra sandéz que se le ocurra al político de turno para maquillar la desastrosa gestión del país, de la que es cómplice. Esto nos daña y mucho. Nos daña porque no es así, porque se frivoliza acerca de una realidad hiriente. Porque están sembrando un sentimiento de desarraigo que nos hace cada día menos españoles,  aunque más capaces de mirar las cosas con perspectiva. Y sobre todo, porque detrás de nuestra marcha hay familias que han perdido todo, hasta la posibilidad de decir: ‘vuelve cuando quieras, porque donde comen cinco, comen seis’.

Venimos dispuestos a empezar a forjarnos un futuro haciendo lo propio de un inmigrante, (porque lo somos y a mucha honra);  y empezamos desde abajo sin dejar a un lado nuestras expectativas. Expectativas que pasan a nivel de sueño, incluso de utopía. Porque ser lo que queremos ser se convierte en un trabajo más que duro. Mucho más que nunca.

Os cuento todo esto porque considero que todo el mundo debe saber de primera mano, sin intermediarios, cómo nos sentimos, cómo los jóvenes y no tan jóvenes, afrontamos todo esto. Y en relación a esto me gustaría pediros un favor. Y es que, en la medida de lo posible, propongáis el tratamiento de esta situación en las cadenas y programas en los que trabajáis. Porque nuestra realidad  no es algo más de lo que pasa en España, sino que es parte de lo que ocurre día a día y se debe saber. Os escribo, porque considero necesario que se conozca nuestra visión y que se tenga en cuenta que, desde fuera, se hace muy duro mirar hacia nuestro país,  que cada vez está más roto, más deprimido, más reprimido.

En fin, esta es mi petición, queridos colegas : ) Que si es posible,  ayudéis a que se nos oiga.

Siempre recordaré el día de ayer con mucha ilusión.

Un día en el que la casualidad hizo que me sintiera como una niña (de 28) con zapatos nuevos.

Un día en el que se produjo una situación paradójica en mi vida.

Caminando despacito hacia mi sueño en busca de una oportunidad, me encontré con dos perfectos ejemplos de eso que siempre quise ser: una profesional impecable.

Los sentimientos contradictorios de  este 11 de Mayo son para mí un impulso que me dice: ¡a por ello, a luchar!

GRACIAS

Ana

Anuncios

8 thoughts on “Una casualidad, mi mejor impulso. Mi encuentro con Ana Pastor y Antonio García Ferreras

  1. Mucho ánimo guapa!
    Los periodistas vocacionales, como tú, yo y otros tantos y tantos que conocemos, no podemos perder la esperanza de poder encontrar un trabajo en el que desarrollar nuestra profesión, no podemos olvidar la ilusión con la que un día comenzamos la universidad para formarnos como periodistas, como la voz de personas e historias. Debemos seguir intentado hacernos un hueco en esta profesión tan dura y complicada en los tiempos que corren, aunque cada día sean muchas las puertas cerradas que nos encontramos, porque un día veremos una pequeña ventana entreabierta, una pequeña oportunidad que aprovecharemos y nos llevará a un futuro brillante de nuestra carrera profesional.
    Porque quien no perdemos la esperanza y no dejamos de buscar y buscar nos lo merecemos.

  2. Me alegré profundamente cuando vi en Facebook las imágenes del encuentro fortuito aunque, como cuentas, tan determinante para ti. Y ahora sólo puedo que suscribir todas y cada una de las cosas que dices porque, si algo nos une en esta profesión, es lo de recibir palos cada día. Como tú, y como muchos de los compañeros que tantas horas compartimos en aquel lugar que nos hizo tan felices, yo también sigo vagando por el mundo, buscando mi oportunidad. Que se puede trabajar de muchas cosas para vivir, pero me encantaría tener la oportunidad de ser feliz cada día haciendo lo que me gusta, que, a fin de cuentas, es para lo que me he preparado y esforzado. Suerte toda por esas tierras, querida Ana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s